lunes, 13 de abril de 2020

Paisajes






"Un eximio poeta-diplomático mexicano, que fué nuestro huésped durante varios gratos meses, llamaba a Caracas la Ciudad de las Mujeres y los Panoramas, para ponderar la gracia y belleza de aquellas y la suntuosa multiplicidad de éstos. Tablada quedó prendado de los insuperables paisajes de Caracas y sus alrededores, y supo inspirarse para cantar en magistrales versos el encanto inolvidable del Avila y su ciudad.
Tres damiselas de nuestro gran mundo aprovechan una pequeña majadería del auto para descansar y paladear el friecillo saludable que todo el año retoza sobre el antiguo señorío de Guaicaipuro.
Dos aspectos difícilmente eclipsables en sosiego virgiliano y saludable romántica, de la Laguna de Catia.
¿Qué se hizo Narciso?





(Fotos Díaz y N. Cadet)

Una imagen del Poeta Mexicano 
Juan José Tablada 

"El poeta y diplomático José Juan Tablada, con escritores y amigos que ofreciéronle un banquete en Caracas, en 1918. En el grupo: Aldo Baroni, Andrés A. Mata, Vallenilla Lanz, el pintor Tito Salas y el periodista Correa".




Con relación a la última  imagen del Poeta en Caracas existe la siguiente nota:


FICHA HEMEROGRÁFICA

 José Juan Tablada con escritores y amigos en Caracas.

Revista de Revistas, Año XXVI, num. 1390, 1o. de enero de 1937.

[Pie de foto: "El poeta y diplomático José Juan Tablada, con escritores y amigos que ofreciéronle un banquete en Caracas, en 1918. En el grupo: Aldo Baroni, Andrés A. Mata, Vallenilla Lanz, el pintor Tito Salas y el periodista Correa". Esta fotografía no forma parte del Archivo Gráfico José Juan Tablada.]

 NOTA

 La fecha que Revista de Revistas atribuye a esta fotografía es errónea. Tablada llegó a Caracas a finales de junio de 1919. En un principio, por los personajes que aparecen en ella y por el atuendo que llevan, se supuso que había sido tomada en el Club Venezuela, durante el banquete ofrecido al poeta el 4 de septiembre de 1919. En este Archivo existe el recorte titulado La aparición de Un día..., en cuya nota se da noticia de este homenaje. Gracias al rescate que Esperanza Lara Velázquez llevó a cabo, en 2002, de varios de los textos relacionados con la estancia de Tablada en Sudamérica, esta suposición se corroboró, ya que esta fotografía fue publicada en la misma página del semanario venezolano Actualidades (año III, núm. 36, 7 sep., 1919) que el recorte La aparición de Un día..., mencionado anteriormente. En la nota a este recorte se incluyen más nombres y detalles de los asistentes al banquete.

Según cuenta Nina Cabrera en José Juan Tablada en la intimidad, Aldo Baroni, director de Actualidades, los invitó en repetidas ocasiones a "suculentos banquetes donde se servían toda clase de platos internacionales" (p. 32). Tablada le tenía un especial aprecio a su hija, Tina Baroni, a la que dedicó un par de artículos que Nina recoge en su libro. Al parecer, la amistad continuó, pues en el Diario hay varias menciones de cartas enviadas a este periodista. Es curioso que estas cartas estén dirigidas al Heraldo de Cuba. Quizá Baroni se mudó a la isla pues, como se lee en los artículos recogidos por Nina, Carmita, su esposa, era cubana.

De los otros personajes que aparecen en la foto se sabe poco. Andrés A. Mata y Luis Correa figuran en la lista de personas que Tablada anotó en su Diario, a las que pretendía enviar, en 1922, sus artículos publicados en International Studio. Dentro de poco, me informa Serge Zaïtzeff, saldrá a la luz el libro "José Juan Tablada por tierras de Bolívar", en que el investigador recogió los textos de Tablada y sobre él, que aparecieron durante su estancia en Colombia y Venezuela, entre 1919 y 1920: prosa, verso, cartas, artículos y poemas dedicados. Sin duda la publicación de este volumen y el trabajo de rescate de textos realizado por Esperanza Lara Velázquez aclararán muchas de las dudas al respecto. Véase también las notas a las imágenes Carrasquel y Valverde y El poeta Castillo.

Igualmente conseguí sobre el poeta Mexicano lo siguiente: 
Tablada escribe unas' "Estampas de Caracas",24 que captan en breves párrafos aspectos de la flora y del paisaje de la capital. La belleza natural del Ávila lo conmueve al mismo tiempo que su fuerza lo hace pensar en el "héroe magnífico", es decir, Simón Bolívar. La emoción estética se une a la conciencia histórica. Pero también hay auténtico afecto como cuando dice: "Caracas, bella ciudad latina, algún día estaré lejos de ti y te recordaré con amor, con un recuerdo firme como tu Ávila solemne." 



Fuentes:  
http://www.tablada.unam.mx/archivo/revista/notas/rr37p04.html
Revista Elite 3 de abril de 1926 # 29-1