viernes, 28 de octubre de 2011

DE LA CARACAS DE ANTAÑO

DE LA CARACAS DE ANTAÑO


La calle de Pedrera a Marcos Parra se llamó Nuestra Señora de la Cantera. Nuestra Señora de la Sabiduría se llamó la calle donde estuvo el colegio de Las Monjas. Bolsa a San Francisco se llamó calle del Testamento. Santa Teresa a Cipreses, Nuestra Señora de los Cipreses. La esquina de la Palma: Nuestra Señora de la Palma. La calle de Padre Sierra a Muñoz se llamó calle de la Divina Aurora (en esa calle vivían, en 1759, los padres de Francisco de Miranda). San Francisco a Traposos se llamó Nuestra Señora de la Chinquinquirá.

En el año de 1759 Caracas tenía cuatro parroquias. 15 calles corrían en dirección norte a sur, y 15 este-oeste. La numeración de las calles era una sola de la I Norte-Sur hasta la última Oeste-Este. A la calle de la Santísima Trinidad le correspondía el número VII. La calle de Torre a Gradillas se llamó calle de Nuestra Señora de Venezuela. La calle XXII se llamó de la Agonía y va desde Catia hasta el puente de Ña Romualda en Candelaria. De Torre a Principal se encontraba la cuadra de Nuestra Señora de Caracas.



De La Pastora hasta San Pablo era la calle de la Encarnación del Hijo de Dios. Al cerro del Calvario en la cuadra de Nuestra Señora de Valvanera, estaba la cañada de las Ovejas. Nuestra Señora del Rescate se encontraba donde está el callejón de la Merced. La calle que va de Camejo hacia San Felipe Neri se llamó Nuestra Señora de Covadonga. El Hoyo Vicioso (esquina del Hoyo) era un sitio solitario y sin cerca, con vastos escondrijos que servían de refugio a los delincuentes, allí existió el cuartel de Milicias Urbanas.



Hubo una calle que se llamó Triunfo de Jerusalén (donde estaba la fuentecilla de San Lázaro cerca del sitio donde hoy se encuentra el Nuevo Circo). Otra, el Prendimiento de Cristo, y otra Cristo Crucificado (XX). Después de los Abanicos (esquina del Abanico) estaba Torre de Boca Fuerte. Cruzando la calle del Desierto y La Transfiguración, estaba la fuentecilla de Punceles en la calle de la Sangre de Cristo. La calle de Alayón estuvo situada en la calle IV. Esta arrancaba del puente de San Pablo hasta la esquina de Malvasía en la Divina Pastora. En esa misma calle se encontraba la cuadra del primitivo Calvario, establecido por Fray Juan Cataneo Bohórquez, obispo de Caracas de 1611 a 1618. Allí se hallaba también la calle de las Peláez (Llaguno a Cuartel Viejo).



En el cruce de las calles V y XXV (De la Adoración de los Santos Reyes y de la Muerte y Calvario) existió la esquina del Agua, donde se pregonaban los bandos durante la rebelión contra la Compañía Guipuzcoana. Esa calle se llama hoy Mercaderes. Ese nombre lo adquiere porque era en ella donde se concentraba el comercio de la ciudad. En la calle del Desprendimiento se halla la esquina del Padre Sierra o de Nuestra Señora de Sierra.



En la calle III (Circuncisión y Bautismo) estaban las cuadras de Nuestra Señora de los Ángeles, el Dulce Nombre de Jesús, Nuestra Señora de la Gracia, la del Marqués de Mijares y Nuestra Señora de la Visitación. La de la Anunciación (Matrices a San Jacinto). Desde La Pastora hasta el convento de la Merced y las Carmelitas, se encontraba el barrio del Teque, cruzando la quebrada del mismo nombre y de las Tinajitas. Una esquina de este barrio se llamó El Muerto del Teque. En la sabana de la Trinidad comenzaron a delinearse las calles en 1797, y en el cerro del Calvario se levantó la ermita de Jesús Nazareno y de Nuestra Señora de Valvanera.

(Fuentes utilizadas, en la nota acerca “de la Caracas de antaño”: Enrique Bernardo Núñez (La ciudad de los techos rojos), y Carmen Clemente Travieso (Las esquinas de Caracas).





11 comentarios:

  1. Es tan cierto que recordar es vivir. Como nos remontamos a aquella época. Nunca nos hubiéramos imaginado tanto cambio, tanto bullicio. La gente, ni remotamente se imaginó que la transformación sería todo esto.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con la señora Gámez, que bello es recordar otras épocas, si tuviera magia me transportara e esos tiempos para saber como era la vida cotidiana.

    ResponderEliminar
  3. pueden publicar la calle donde nació Francisco de Miranda

    ResponderEliminar
  4. Excelente todo este pasaje histórico para fundamentar aún más nuestra caraqueñidad y venezolanidad en general. Solo una pequeña sugerencia: ¿le podrían colocar leyendas a las fotos que uds publican para así ayudar a su identificación???

    ResponderEliminar
  5. Mís apreciados.No tengo palabras para agradecerles esta hemosa recopilación de lo que en parte añoro."Le robaron la alegria a esta Caracas;es un Valle de tristesa esta ciudad,por los altos edificios que hay en ella,ahora el sol penetra con dificultad ...Las charlas dominicales en las plazas,motivadoras del amor y la amístad;la ciudad que al maestro Billo enamorara,es un campo donde impera la maldad "...Autor:José Acosta.29/5/2013...

    ResponderEliminar
  6. Hermosas fotos, difiero del comentario que expresa que mi Caracas sea un Valle de Tristeza, nosotros los caraqueños seguimos siendo alegres y aunque ya no disfrutamos de la tranquilidad del antaño, somos felices en este Valle privilegiado. Por otro lado, recomiendo le coloquen leyenda a las fotos tal como lo comentó otro forista. Muchos saludos y que viva mi Ciudad, que Viva mi Caracas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO ESTOY DE ACUERDO, LOS VENEZOLANOS VIVIMOS UNA FALSA ALEGRIA NO SE PUEDE SER ALEGRE EN UN PAÍS DONDE SE PERDIO EL RESPETO A LA VIDA, A LA DIGNIDAD HUMANA Y DONDE IMPERA LA DESHUMANIZACION

      Eliminar
  7. Estimado equipo de Caracas en Retrospectiva:

    Escribí un cuento basado en un sueño que tuve de un viaje en el tiempo: De la Caracas actual a la Caracas de principios del Siglo XX. Me costó mucho escribirlo, pues era muy confuso. Lo envié a un Concurso de Cuentos a ZonaEreader en Madrid, y me gustaron mucho los comentarios, pues tampoco lo entendieron mucho. Quizás alguno de ustedes me pueda ayudar a mejorarlo. Por favor, visiten mi blog
    http://cuentosdelanocheazul.blogspot.com
    Allí encontrarán la referencia de mi relato "Puertas Seculares", o el 106 por orden de llegada.

    Gracias anticipada,

    Myriam Paúl Galindo

    ResponderEliminar
  8. Sebastian Francisco de Miranda de quien no se sabía fecha ni lugar de nacimiento exacto hasta hace unos 80 o 90 años finalmente se dijo que no había nacido en 1756 sino en 1750 en Santa Rosalía y no en el enorme caserón que existió hasta 1948 en el ángulo suroeste de la esquina de Padre Sierra con frente a la antigua Calle del Comercio donde sí vivió cuando niño.
    El general Manuel Landaeta Rosales (1847-1920) excelentísimo e infatigable investigador nacido en la provincia pero que vivió y murió en Caracas, escribió un folleto en 1907 sobre "La Antigua Calle del Comercio de Caracas" folleto exhibido en la notable Casa Mendoza de Veroes a Jesuitas.
    Es muy lametable que la gran casa de Miranda de Padre Sierra ocupada por años por la firma Blohm (precursora de Beco-Blohm)no se hubiese salvado de la desidia, ignorancia y codicia que prácticamente acabaron con la arquitectura de la vieja Caracas.
    Vuelvo a expresar mi admiración por la Casa Mendoza y la Fundación Polar quienes si supieron salvar, conservar y poner al servicio y disfrute de todos su invaluable propiedad e institución.

    ResponderEliminar
  9. Fotos maravillosas. Gracias por publicarlas.

    ResponderEliminar