domingo, 14 de julio de 2013

Paseando por la Parroquia Altagracia ( Norte 6)

La Caracas que Conocí 
Francisco A Moya 
La Calle Norte 6 

Interesante recorrido por las esquinas de la Norte 6  en el siglo pasado ( circa  1920) 

"Se inicia en la esquina de Piñango donde construyó el general Antonio Pimentel una espaciosa casa, la cual fue saqueada por el pueblo el famoso 14 de febrero después del fallecimiento del general Gómez. Actualmente ocupa esta casa la Civil de la Parroquia Catedral.

En virtud de que la calle Oeste 2 hacía una batea a contar desde la esquina Llaguno a Bolero fue construido un puente, razón por la cual se hizo necesario demoler la casa del colegio “Chávez” en Llaguno. También, en esta calle demolió el antiguo Patronato del colegio San José de Tarbes para construir la Torre del Banco Nacional de Descuento, recién desaparecido. Continuando de Llaguno a Cuartel Viejo estuvo residenciado el doctor Carlos Jiménez Rebolledo cuando desempeñaba el cargo de ministro de Guerra y Marina, hoy defensa nacional. En la acera del frente la hermosa vivienda del señor Max Valladares, muy elegante, de monóculo y siempre de clavel en el ojal del paltó, parece gozaba de gran renta derivada de concesiones petroleras. De Cuartel Viejo a Balconcito, la Congregación de las Hermanas Franciscanas. En la esquina de Balcón construyeron los hermanos Antonio y Ramón Pimentel una gran casa en dos niveles.
 
Esquina de Cuartel Viejo
Imagen de Alfredo Cortina
1950 
Esquina de Balconcito a Truco 


Esquina de Altagracia 

Este desnivel provocado por la subida que se iniciaba en la esquina del Cuartel Viejo. La calle continuaba al Truco y al Guanábano, donde se iniciaba el Puente de los Suicidas en vista de que en aquella época gozó de presencia entre los desquiciados que se quitaban la vida yendo a caer al fondo del alto puente. En Caracas era muy corriente, cuando alguien se disgustaba con o sin razón, el que se le aconsejara tirarse por el Puente del Guanábano. Las Dos Pilitas era el final de esta calle en el perímetro urbano, aunque continuaba en despoblado por la Sabana del Blanco donde estaba ubicado el Seminario Diocesano."

 
Puente Guanabano
El Puente Suicida hasta que llegó el Metro de Caracas

Construcción Av Baralt
Puente "LLaguno" llamado también Carmelitas

8 comentarios:

  1. ¡Pobre esquina de Balconcito! Es hoy el cruce más arriesgado para un peatón. Inténtese atravesar la Avda. Baralt en esa esquina: todos sus accesos son centrípetos, ningún vehículo sale por allí. Por cierto, de Truco a Balconcito estuvo el Colegio Católico Alemán, luego Católico Venezolano, donde este servidor comenzó la primaria (véase:http://micolchaderetazos.blogspot.com/2012/04/antonio-esteveztan-lejos-y-tan-cerca.html)

    ResponderEliminar
  2. Si cuando la construcción de la Av. Urdaneta en 1953 se cometiron desmanes y atropellos en pos de un modernismo insensato, la dolorosa lección contra el patrimonio superviviente y la atormentada ciudad de 1962 no se aprendió jamás por lo que nuevamente desollaron el vientre de la capital con la infame y mal pensada e irónicamente mal llamada Av. Baralt aumentando destrucción y contaminación contra Caracas inmerecida por los cuatro costados de tales acciones.

    ResponderEliminar
  3. Puro quejones! Es mejor prender una luz que quejarse de la oscuridad.

    ResponderEliminar
  4. La imagen del Puente Guanábano refleja a la perfección como era ese puente antes de la construcción de la Av. Baralt; aproximadamente en el año 1957, ocasionalmente, recorría esas calles viniendo de la esquina de Dos Pilitas. Ver imágenes de la Caracas de entonces siempre trae recuerdos gratos y que permanecen en la memoria, pero sin tanto detalle como lo proporciona la fotografía o la pintura. Gracias María por seguir compartiendo.

    ResponderEliminar
  5. Siento que "Puro Quejones! " en un ciudadano inmerecido para la conservación de la memoria histórica de Caracas tal vez porque prefiere vivir metido en una densa nube de smog y no ver la realidad de lo que heredamos de una otrora Sucursal del Cielo como fue llamada nuestra Santiago de León.
    Desintoxíquese amigo!

    ResponderEliminar
  6. Si entendemos y conocemos el entorno donde habitamos tendremos un criterio claro de los cambios de la ciudad .

    ResponderEliminar
  7. Alguien recuerda entre qué esquinas estaba ubicada la Escuela Jesus Munóz Tèbar?

    ResponderEliminar