miércoles, 15 de agosto de 2012

La Botica de Velázquez y La Farmacia del Siglo pasado


La Botica de Velázquez o 120 años de tradición


FUNDADA en el siglo pasado, los fantasmas de la Caracas de ayer perduran en cada rincón del antiguo expendio farmacéutico
Angel Méndez
El Universal
(1997)
Caracas.- Los cronistas de la puebla de Santiago de León de Caracas la registran como el expendio de medicinas más antiguo de la capital. Su primer dueño, el doctor Carlos Punceles, la fundó en 1877 y desde entonces es conocida como la Botica de Velázquez, la misma donde el doctor José Gregorio Hernández mandaba a elaborar sus recetas, compuestos de plantas caseras, que las más de las veces lograron la curación.



¿Por qué Velázquez?

El nombre de la farmacia tiene que ver con el lugar donde está enclavada: la esquina de Velázquez. Allí existía un tarantín con ribetes de botiquín, servido por el 'barbero cirujano' que atendía al prior del convento de San Jacinto, y quien adquirió mobiliario y menjurjes por la modesta suma de 50 pesos. Allí funcionaba el negocio de marras cuando adquirió el inmueble el profesor Domingo Velázquez, personaje que dictaba cátedra de Latinidad y Retórica en el colegio Santa Rosa de Lima e instaló en las inmediaciones del mismo su residencia familiar. Era por ello que todo de cuanto valer existía en aquella porción de la ciudad giraba en torno a la personalidad del profesor Velázquez, y naturalmente que en la del señor boticario, doctor Carlos Punceles.
La primitiva botica ocupaba el ángulo sureste de Velázquez, cuyo inmueble más inmediato era asiento de una vaquera. Reconstruido años más tarde, los habitantes de la parte norte velazquera mudaron la botica, sufriendo ésta varias transformaciones hasta que llegó a manos de don Salvador Alvarez Michaud, quien había llegado a Caracas, procedente de los Valles del Tuy, con 20 bolvares, dispuesto a abrirse camino en la ciudad capital. Llegó a la droguería de Arteaga Revenga y por un golpe de suerte que le mereció el premio gordo de la lotería de España, don Salvador se hizo millonario y modernizó la farmacia de Velázquez, que fue suya hasta el último día de su existencia.

'Fue el doctor Salvador Alvarez Michaud quien le vendió la Botica de Velázquez al doctor Juan Vásquez Carlín hace más de 60 años. El murió hace poco y la botica quedó en manos de su hijo, Germán Vásquez', aclara Alberto Rivero, administrador de la farmacia desde hace doce años'.

'El no era graduado sino auxiliar de farmacia, como la gran mayoría de los dueños de estos comercios, pero era todo un profesional y se conocía la medicina de la A a la Z. Por eso contaba con una fama muy bien ganada entre los caraqueños'.

Vásquez Carlín era dueño de la botica y del edificio. Cuando fue remodelada, el local fue acondicionado para que los muebles centenarios pudiesen ser colocados sin problema alguno. El mismo edificio fue reconstruido en función de la botica. Hoy permanecen los originales y viejos estantes de madera de cedro. Rivero comenta que si bien es cierto que la mueblería es representativa de la tradición del local, son un tanto inoperantes y se hace difícil buscar determinada medicina.

Entre los medicamentos que han hecho famosa a la Botica de Velázquez, está el jarabe Lamedor, un producto para la tos.Ver más



“Don Juan Bernardo Arismendi ( Urbanizador de varias zonas de Caracas, El Conde, San Agustín, La Florida) al llegar a Caracas en 1904 comenzó trabajando en la Farmacia El Águila, que se encontraba en la Esq. de Muñoz, donde uno de sus clientes y luego amigo fue el Dr. José Gregorio Hernández.

En 1910 compró la Farmacia el Cují y luego junto a Carlos Requena Castillo compraron La Farmacia La Marrón, a principios del siglo XX la importancia del farmacéutico – a quién llamaban boticario- era mucho mayor que el de hoy día, ya que el boticario preparaba el medicamento conforme a la receta especifica , muchos que no podían ir al médico directamente iban al boticario y éste les preparaba el medicamento .

En la Farmacia La Marrón se preparaba una loción para el cabello llamada Loción Fragante Marca B grande, la había con grasa y sin grasa y servía para la caída del cabello y la caspa.

También creó las gotas de Rubí para las reglas excesivas y dolorosas, hechas con hamamelis e hisdrastis ( hoy prohibidas) el jarabe Fosfol , y la Conserva de Vargas ( creada por el Dr. José María Vargas) muy buena para el hígado, que consistía en una jalea preparada con ruibarbo y naranjas amargas " ..



Imagen y texto tomados del Libro " Margot"
Colección Periodismo y Memoria de Fundación Polar
Adriana Villanueva

Farmacia Carvallo en la Esquina de Tienda Honda
Funcionó hasta el 2010.
Otra imagen de la Farmacia Carvallo Tienda Honda Circa1940





1 comentario:

  1. Hola Solo queгia аѵiѕarte rаpiԁos
    у haceгle saber аlgunas
    de las imagenes no ѕe carga corгесtamente.
    No estoу segurο pοr quе,
    peгo cгеo quе es un problemа de νinculacіon.
    Yo lо he pгobado еn dos navеgadοrеs diferentеs y ambos mueѕtran el mismo rеsultadо.
    My page - remedios caseros para la tos seca

    ResponderEliminar