martes, 26 de noviembre de 2013

La Iluminada de El Conde

“Dudar de que la honorable señora Campos, a quién los caraqueños distinguieron con el mote de la “Iluminada”, hizo milagros, sería negar la luz del sol. A  su residencia de la “Avenida Simón Rodríguez” fueron con la última esperanza de retornar  plenos de buena salud, centenares de personas desahuciadas, entre ellos, mudos, sordos, paralíticos; luego de ser vistos por la señora Campos han recobrado el don de auricular, la palabra y moverse por sus propios pies. Quien esta nota escribe presenció la curación de un muchacho cuyo nombre no pudo inquirir, en virtud de la multitud de personas que seguían a la madre que lo conducía al vehículo en que se alejó de allí. Este chico cuya edad no pasa de 10 años entró a la casa de la “iluminada” cargado por su progenitora; rato después le vimos salir caminando por sus propios pies, mientras su madre lloraba emocionada al ver a su hijo curado. Casos como este originaron en la residencia de la señora Campos en considerable número, y quienes lo han presenciado son los mejores testigos de que el mote de la charlatana, ni le cuadra ni lo merece “La Iluminada” . Los charlatanes son, si, los que hablan de cosas que nunca harían, ni está en su cabeza el poder analizarlas como la ciencia lo indica."


En las gráficas de esta página pueden verse grupos donde aparecen niños y personas grandes curados por la milagrosa. 



Fuente: Billiken / agosto 1949

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada