lunes, 18 de julio de 2011

Los Cañoneros

Será ingratitud no dedicarle una página al recuerdo de Josè Isabel, que tanto hizo en la Caracas de pricipio del Siglo pasado por alegrar la vida a sus habitantes.

¿ Quién fue José Isabel? se preguntará la juventud de hoy, y no solo la juventud, sino muchas personas mayores que en esa época no habían nacido. ¿ Qué significó en la sociedad caraqueña? ¿ por què ese recuerdo?
 José Isabel fue un músico callejero que tenía una pequeña murga compuesta por un cuatro, un bajo, un clarinete y un violín. Todas las tardes se iban a la estación del Ferrocarril en Caño Amarillo para enterearse de qué familias habían llegado o personaje de importancia. En aquella Caracas pequeña era muy simple averiguar la dirección y allá se iban, y en el zaguán de la carra irrumpía la pequeña orquesta. Era un recibimiento musical, alegre, festivo, para dar la bienvenida a los viajeros.
Se agrupaban los chicos del vecindario a la puerta de la casa. Si la familia no estaba de luto o guardando consideraciones, se les permitía tocar y se les obsequiaba con cuatro reales o más, de acuerdo a la posición financiera de los homenajeadosm y en muchas ocasiones se les daba además un palito de ron, de brandy o creveza. Muchas veces, se les hacía pasar y allí se daba comienzo a una pequeña fiesta a la que se agregaban los vecinos más cercanos.
José Isabel alegró a los caraqueños. Sus músicos dieron mucho de aquel sentimiento de convivencia y amor que existió en el pueblo grande. Las calles que corrieron cada tarde aquellos hombres  ya no existen, pero ellos permanecen permanecen vivos en el recuerdo de los abuelos que tuvieron el privilegio de conocerlos y oírlos tocar, y ahora, en  éstas líneas, quedará por mucho tiempo como uno de los momentos más románticos de la ciudad que se nos fue.

Caracas la Ciudad que se nos fue
Alfredo Cortina/ 1975
Editado por el Nacional 2004. 

Imagen Grupo musical caraqueño



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada