sábado, 5 de octubre de 2013

Reformado “El Capitolio”


“El primer gesto de mandatario civilizado que hizo el General Guzmán Blanco, fue la construcción del Palacio Federal. Nada había en la capital venezolana que respondiera al papel para lo cual fue creada. Los años pasaban y los gobernantes se sucedían a partir del año 30, sin que surgiese el gobernante que acometiese la modernización de Caracas. Cúpole al Presidente Guzmán Blanco, iniciar la transformación y embellecimiento citadino para lo cual, creo, primeramente, la comisión de Crédito, y luego seleccionó entre los más altos valores de la sociedad, el equipo que había de secundarlo en sus tareas de civilizador. Y fueron surgiendo como por arte de magia el Capitolio Federal, cuya construcción confió el Arquitecto  Roberto García, con el encargo de que estuviese concluido en un plazo de noventa días. 
El para entonces ingeniero Roberto García acometió la edificación de la obra con los recursos y los elementos que pudo lograr Caracas y sus alrededores, para dejar como es fama que aconteció, terminada la obra en el plazo señalado. El Capitolio, vale decir, la parte encomendada a Roberto García comprende el Salón Elíptico y los laterales del ala norte.
El palacio Legislativo fue confiado al Arquitecto Luciano Urdaneta, quién empleó ciento veinte días para concluir el edificio. 
El área estaba ocupada por el Convento de Las Monjas Concepciones, que clausuró Guzmán por decreto ejecutivo de 1872.
Desde entonces, el Congreso de la República que celebraba sus sesiones en el Convento de San Francisco ocupa el templo de las Leyes. El Capitolio ha sufrido remiendos que en nada alteran la armonía de su conjunto, pues no obstante el adelanto que alcanza la capital venezolana en materia arquitectónica, es un edificio digno de ser conservado. 

Actualmente la Cúpula  es sometida a revestimiento  y los pisos pavimentados de granito. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada