martes, 11 de enero de 2011

CARACAS, la de sus techos rojos

CARACAS, la de sus techos rojos

Garam Mattar
Miércoles, 1 de julio de 1998


Nuestra hermosa metrópolis, fundada como Santiago de León de Caracas, debe su nombre a Santiago, Apóstol patrono de España, León por su gobernador y Caracas por el bledo o pira, cuyo nombre botánico es Amarantos Dubius , llamada por los indios caracas, abundante en nuestro bello valle .

En verdad Herrera Luque refiere un origen distinto al nombre de nuestra ciudad cuando explica que en turco ese vocablo define a las mujeres de cara negra.
Nuestro cerro Avila engalana la ciudad ,con sus picos La silla de Caracas y El Aguilón; el pico mas alto de todos, El Naiguatá y el conocido picacho Codazzi, todos ellos, variantes de esa hermosa serranía que conforma una silueta limítrofe al norte de la ciudad.

La que habría de convertirse en Catedral de Caracas, trescientos años después de iniciada su construcción, tuvo que esperar un cuarto de siglo, para vestirse con techo de tejas por cuanto venía a la recién fundada ciudad la figura del Apóstol Santiago para ser ubicada en nuestra naciente iglesita en la esquina noreste de la plaza mayor.

Vale recordar que 47 años después de Cumaná,39 después de Coro,33 después de Barcelona y 15 después de Barquisimeto, es que Diego de Losada funda a Santiago de León de Caracas, que no solo es capital de la Provincia de Venezuela, sino capital del ¨inmenso territorio ocupado por los gobiernos de Maracaibo, Barinas, Guayana, Cumaná y la isla de Margarita, ya que en ella tiene su asiento la Capitanía General¨.

Caracas, sufrió un rosario de movimientos telúricos que azotaron la ciudad: Años de 1641,1766 , el célebre terremoto de 1812 y el reciente movimiento sísmico de 1967 , pero la escogencia de la implantación de la ciudad en este valle, gracias a Francisco Fajardo, le ha compensado con el privilegio del Avila. No solo Caracas es adornada por un cerro, también lo es Bogotá con su Monserrate, Quito con su Pichincha, Paris con su Montmatre e incluso Roma ,no conforme con un solo cerro se adorna con sus siete colinas, pero en nuestro caso, el majestuoso Avila, cuyo nombre se debe a Gabriel Avila quien fuera alcalde de Caracas, esa permanente coquetería de nubes y sol alrededor de su bóveda celeste ,es razón relevante para que Caracas fuese apodada ¨La sucursal del cielo¨, tan es así, que al hacer referencia a Caracas José de Oviedo y Baños, escribe:... ¨parece que lo escogió la primavera para su habitación continua¨.

Característica casi única de tener la nomenclatura por esquinas y no por calles, el centro y oeste de la ciudad capital ,nos recuerdan con los nombres de sus esquinas: anécdotas , historias y procedencias patronímicas y toponímicas de otrora.

Decimos que esta característica es casi única de Caracas, por cuanto compartimos ese privilegio con la ciudad de Mérida de Yucatán, en el país azteca.

Nuestra gastronomía ,la hemos ciertamente rescatado, gracias José Rafael Lovera y a Armando Scannone, entre otros. Scannone ha podido hacer que regrese a las casas caraqueñas nuestra gastronomía, en su libro ¨Mi Cocina¨,intitulado así por cuanto se trata de recetas probadas según su privilegiado paladar . La transcripción de muchas fórmulas culinarias de la colonia hubiera sido de casi imposible aplicación, por cuanto los ingredientes sugeridos en ¨centavos de manteca o lochas de papelón¨, nos hubiera obligado a un serio estudio económico con la finalidad de cuantificar a efectos de actualizar en peso las recetas .Cabe señalar, según nuestro parecer, que Caracas se convirtió en una ciudad de relevancia gastronómica ,no solo por las bondades económicas que el país significa, sino por esa gran masa de inmigrantes que trajeron sus especialidades culinarias de los mas recónditos lugares europeos.

Pecado sería no mencionar nuestro famoso ¨PABELLÓN¨, llamado así por la presencia en Venezuela de una bandera anterior a nuestro tricolor, en la cual además de estar representados las cuatro provincias existentes para el momento Caracas, Maracaibo, Guayana y Cumaná-tambien se dice que en esa oriflama estaban representadas las cuatro razas ;blancos, negros, pardos e indios, también presentes en nuestro vernáculo plato, los blancos en el arroz; los negros en las caraotas, los pardos en la carne mechada y los indios en las tajadas.

Obligados estamos a hacer mención de nuestra conocida hayaca, escrita con y por razones fonéticas y no con "ll" ( con doble ele) como lo determina el DRAE. Esta maza de maíz ha ido con el tiempo perfeccionándose hasta llegar a ser un plato en el cual se encuentran, no de manera primaria, sino elaborada, todos los sabores que la lengua detecta, además de ser la máxima expresión del mestizaje, por tener incorporados todos esos sabores presentes traídos de la madre patria: aceitunas, alcaparras, uvapasa, encurtidos y almendras.

No crean los lectores que nuestras hermosas mujeres son de la época actual, hecho refrendado por las múltiples coronas de belleza ,por cuanto refiriéndose a la Caracas de 1806,escribe Francisco Depons:¨Ornato de Caracas son sus mujeres, encantadoras, suaves, sencillas, seductoras¨.

Una ciudad no necesita de parques y de estatuas para que ciudadanos habiten en ella, pero si queremos transformar una ciudad- inhóspita en ciudad-hogar, tenemos que hacer grandes esfuerzos .Somos muchos quienes no medimos el desarrollo de una ciudad mediante parámetros económicos. Es nuestro criterio que desarrollo es: un árbol que nos dé sombra, un banco donde descansar, un teléfono público en servicio, cupo para el colegio de nuestro hijos por solo mencionar algunas cosas de todos los días .

Decía un filósofo español¨ Hay que repetir a diario las cosas que por ser a diario se olvidan¨. Valiéndonos de ese concepto, habríamos de afirmar que quienes habitamos en esta ciudad, por ser a diario, obviamos reconocer sus bondades y peor aun, la mal juzgamos. Por ello es que quienes visitan este privilegiado paraje se llevan un creso recuerdo, que consideramos excesivo, de lo que en realidad es un benévolo clima, una generosa hospitalidad , bellas mujeres y una suculenta y muy variada gastronomía.

Tenemos un hermoso complejo cultural. Museos, salas de exposición y galerías.

Contamos con avenidas y parques; centros comerciales, teatros ,salas de concierto y modernos edificios. Por las entrañas de nuestra ciudad circula un sistema de transporte masivo que llamamos metro , mientras que en la superficie están los mercados que congestionan el tránsito.

Todo esto es parte del espíritu de la ciudad. De otras cosas también hay, como sucede con toda gran metrópoli y preferimos no nombrarlas porque alguien dijo que el brillo del sol era tal, que no permitía ver sus propias manchas,. Igual sucede con Caracas, a la cual queremos porque en ella vivimos, trabajamos, amamos, tenemos nuestros hijos y seguramente nuestro futuro. En ella también ha quedado , bajo su suelo, nuestro pasado.

No sabríamos cuantificar la cantidad de pintores; poetas y escritores, músicos y cantores; que le han dedicado parte de su producción artística a nuestra ciudad capital, cuna , como afirmó Mario Briceño Iragorry ,de los tres mas grandes hombres que vio todo nuestro continente durante los siglos XVIII y XIX-Bolivar,Bello y Miranda-.

Caracas, como la cantó Pérez Bonalde en su hermoso ¨Vuelta a la patria¨:

Caracas, allí está; sus techos rojos, su blanca torre, sus azules lomas y sus bandas de tímidas palomas hacen nublar de lágrimas mis ojos.




4 comentarios:

  1. ¡Hermosa descripción de Caracas! Gracias...

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa foto ¿dónde es?
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. "Nuestra hermosa metrópolis, fundada como Santiago de León de Caracas, debe su nombre a Santiago, Apóstol patrono de España, León por su gobernador y Caracas por el bledo o pira, cuyo nombre botánico es Amarantos Dubius , llamada por los indios caracas, abundante en nuestro bello valle."

    Esa es la leyenda oficialmente aceptada.

    Pudiera decirse otra cosa para variar: Santiago, por Diego, por el mismo Diego de Losada, que Iago o Yago o Diago es Jacobo, o Iacob, San Iacobus, o sanct Iacus o San Yago o Sant-iago.

    Lo del León por el gobernador Ponce de León es mal cuento, pues a la ciudad de Ponce, en Puerto Rico, fundada por un Ponce de León, no se la llamó "León" sino "Ponce", y si Losada hubiera tenido en mente inmortalizar al gobernador en el nombre de la ciudad a fundar, hubiera llamado a su ciudad Santiago de Ponce en consecuencia.

    Lo de León le viene por el día de la fundación, día de San León, pues Caracas fue fundada un primero de marzo de 1568, dia de San León, y no un 27 de julio como sigue repitiendo el mito.

    Y en cuanto a lo de Caracas, ok, significa bledo o pira, pero el nombre se le dió por la tribu de Los caracas que habitaba en el valle costero que conocemos hoy como Los Caracas, en el litoral central, que le da nombre a toda la provincia, al tomar contacto con ellos los esclavistas de Cubagua en 1530 y popularizar esa tribu contactada en sus correrías por la costa central, a la que venían a menudo, cazando a sus infelices indigenas de la costa para venderlos en Santo Domingo o echarlos en sus ostrales perliferos.

    Asi son las cosas..
    :-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Buhita, es el techo de la Iglesia de La Pastora.

    ResponderEliminar