sábado, 11 de junio de 2011

El Cojo Ilustrado

Trataré en los próximos días de ir agregando las notas obtenidas de la Revista "El Cojo Ilustrado"

Imagen familiar de J. M. Herrera Irigoyen, el fundador y dueño del Cojo Ilustrado, una revista imprescindible para conocer a la Venezuela de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Duró de 1892 a 1913. Aún no ha sido superada como revista. Fue un hombre de carácter recio y justo, a quien los intelectuales bohemios de entonces molestaban con afecto por lo estricto que era. La foto es cortesía de Leopoldo Díaz R. y Nicomedes Febres Luces

Antecedentes

El nombre de la revista literaria proviene de uno de sus fundadores. Manuel María Echezuría quien era cojo. Un hombre quien tomo su defecto físico para darle nombre a una gran obra literaria como lo fue “El Cojo Ilustrado”.
Algunos historiadores han dicho que la palabra “ilustrado” era debido a las magnificas y abundantes ilustraciones que adornaban las publicaciones. El Cojo Ilustrado fue uno de los primeros periódicos en Venezuela con un taller de fotograbado mecánico.

El primer número de esta revista data del 1 de enero de 1892 y el último tiene fecha de 1 de abril de 1915.

La revista tuvo una duración de 23 años en circulación desde el siglo XIX hasta principios del siglo XX.
Historiadores consideran que en Venezuela el modernismo giro entorno a esta revista de gran importancia literaria y según el escritor dominicano Max Henrique Ureña fue “una de las mejores revistas de América” destacada entre los intelectuales y sociedades en toda América.  
El Cojo Ilustrado fue el perfecto ejemplo de cómo en Venezuela alcanzo la crítica literaria. Esta revista mereció ser considerada como un órgano del modernismo pues en sus páginas y columnas no solo estaban los mejores poetas y escritores venezolanos si no que también tenía cabida para artistas de todas partes del mundo.
Características

El Cojo Ilustrado contaba con más de 3.000 suscriptores a nivel nacional e internacional. El abono mensual por dos revistas era de 4 bolívares y el número suelto valía 2 bolívares. El formato de la revista media 32 por 23 centímetros, con 16 páginas a 3 columnas. Jamás fue contraria a loa gobiernos, mantenía una línea fundamentalmente cultural.
Esta revista literaria se caracteriza por su maravillosa publicación de distintas expresiones literarias tanto venezolanas como extranjeras. Permite el conocimiento de nuevas formas de expresión artística y dio a sus lectores el placer de enriquecerse a distintos niveles.


En los periódicos no sólo se registran los acontecimientos cotidianos, sino también se expresa la mentalidad de los grupos sociales, la opinión de la gente con respecto a los hechos, sus expectativas y juicios de valor. Este es un estudio cualitativo del discurso manifiesto en la revista “El Cojo Ilustrado” (Venezuela, 1892-1915). Tiene dos fines fundamentales, determinar la función que esos textos cumplieron en el entorno en que se originaron y hacer un estudio de las mentalidades que muestre el sistema de valores que –con respecto a la mujer– tenía la sociedad venezolana de ese tiempo; esto por medio del análisis del discurso y desde la perspectiva de la interacción entre pensamiento y lector. Se tomarán en cuenta para este estudio todos los tipos de texto que contiene la revista, tomando en cuenta que en “El Cojo Ilustrado” se recogen escritos sobre las ciencias, las artes, la historia, la industria, la vida intelectual, y en general la actualidad en todos los ramos del saber; pero también incluiremos en este análisis la publicidad y los avisos, ya que éstos transmiten información importante acerca del entorno social comprendido por los lectores y lectoras de esta revista. Esta investigación demuestra que el análisis de estos textos es un instrumento muy valioso para el estudio de la mentalidad de los grupos sociales a lo largo de la historia, ya que permite llegar al sistema de valores y a los conocimientos compartidos por el grupo social, ubicándonos en el mismo tiempo en que estos textos se produjeron



La Revista Nº 2 de fecha 15 de enero de 1892 , tiene en su portada la Iglesia de la Pastora , destaca la siguiente nota :
"La Iglesia de la Pastora



Es uno de los más bellos edificios que adornan á Caracas, después de haber sido por mucho tiempo una iglesia casi en ruinas ó con apariencia de tal.
Debido á la munificencia del Gobierno, y aún más que á ello ( es de justicia anotarlo así) al empeño decidido
y ardoroso espíritu religioso de su actual capellán el venerable Padre Olegario Planas, tienen hoy los fieles, lugar
santo en que ir á confiar sus penas y pedir mercedes al Dios de las misericordias. Si la perspectiva exterior del edificio
es bella no es menos rica y adecuada la ornamentación interior; siendo de oprtunidad recordar que en una de sus naves
figura el cuadro de las Animas, bello trabajo al óleo de nuestro malogrado pintor Cristóbal Rojas.

En la misma edición vemos la siguiente imagen

La Trilla
"Así se llama la elegante construcciòn
de que es propietario el señor
General Crepo, y que domina una
de las vistas más pintorescas de la
Ciudad. Es fábrica á la europea y
reune todas las condiciones higiénicas
y de comodidades y belleza recomendables.
La fotografía  fue tomada del puente de
hierro que está á su frente"   



5 comentarios:

  1. Estimada María, sigo con interés sus comentarios y cuidadosas recopilaciones, quería compartir con usted que la imagen de la Hacienda la Trilla, que fue en tiempos coloniales propiedad del Conde de San Javier, es actualmente la sede sobre la cual se construyó el actual Palacio de Miraflores, mucho apreciaría confirmar esta conclusión a la que llegue en mi investigación sobre nuestra Caracas colonial. Danaeé Alvarado Psicóloga e investigadora.

    ResponderEliminar
  2. Estimada María, sigo con interés sus comentarios y cuidadosas recopilaciones, quería compartir con usted que la imagen de la Hacienda la Trilla, que fue en tiempos coloniales propiedad del Conde de San Javier, es actualmente la sede sobre la cual se construyó el actual Palacio de Miraflores, mucho apreciaría confirmar esta conclusión a la que llegue en mi investigación sobre nuestra Caracas colonial. Danaeé Alvarado Psicóloga e investigadora.

    ResponderEliminar
  3. Leopoldo Díaz Rodríguez es bisnieto de Don Jesús María Herrera Yrigoyen.
    Su padres fueron Francisco Díaz Hernaiz y Alicia Rodríguez Herrera, ella a su vez hija de Carlos Rodríguez Sabogal y Carmen Herrera Mendoza.
    Es probable que la niñita que aparece en los brazos del notable personaje sea la prima Alicia Rodríguez Herrera quien nació en 1919. De los hermanos Rodríguez Herrera que eran creo siete si mal no me equivoco quedan tres ya bastante entrados en años.
    ¿Pueden confirmármelo?

    Mil Gracias

    ResponderEliminar
  4. Los Díaz Hernaiz eran tambien descendientes de Carlos Soublette, que yo recuerde eran tres hermanos: Roberto, Doloritas y Francisco. Ninguno vive pero hay descendencia.

    ResponderEliminar
  5. Eso es correcto, de todos la última en morir fue Doloritas, Roberto gran deportita en su juventud no sé si enviudó dos veces y ya en sus últimos tiempos estuvo cortejando a mi madre. Hermana superviviente de Alicia Rodríguez Herrera es Carmen Luisa, viuda del hijo de Ricardo Zuloaga fundador de la Electricidad de Caracas

    ResponderEliminar