viernes, 26 de julio de 2013

La Sinagoga del Conde 1944

La Sinagoga del Conde
Revista Billiken 1944


Enclavada en la parte más airosa de una moderna urbanización del Este, luce sus líneas impecables la Sinagoga Sefardí de Caracas, de arquitectura románico-renacentista, erigida por la comunidad judeo-española residente entre nosotros,  la cual, en este mismo año ha conmemorado el cincuentenario de su fundación.

La colonia sefardí, ya en definitivo arraigo venezolano, se ha caracterizado por la laboriosidad de sus componentes, así como por sus indiscutibles méritos en sociabilidad y franca solidaridad hacia el pueblo de Venezuela que ya es patria de esos hebreos que hablan nuestra lengua y descienden de aquella vieja cepa española que dio hombres de la talla de Maimonides el más saabio de su época,  de Yuda Ha-Levi, el inspirado poeta, de Jacobo “el de las leyes”  consejero de Alfonso X, el sabio, cerebro famoso de las Sietes Partidas, de Luís Ángel, el financista de Colón para el descubrimiento de América, tesorero de la reina Isabel la católica.

La Sinagoga de El Conde, como se le conoce, conjuga armónicamente la esbeltez de la forma con la adusta sencillez de la arquitectura. Su interior, el gran salón de oraciones a todo lo alto de la bóveda, la bordea una estrecha galería. Hacía el fondo,  sin otro adorno que la columnillas salomónicas que sustentan el sacro tabernáculo de los pergaminos de la Ley de Moisés, una sobria silletería de caoba asiento del consejo de los ancianos. En el frente , hacía el centro,  la tribuna del oficiante con la misma discreción de lujo sin ostensibles de brillante decoración disimulada por el rojo terciopelo  donde apoya el oficiante  el libro de los ritos y el rollo de la Ley. Los asientos para los fieles dispuestos en fila detrás de la tribuna  y frente al tabernáculo, completan el decorado del templo donde los hijos de Israel veneran al Dios de sus mayores, en la lectura de la Biblia, el libro de su historia, el libro de los libros, sublime compendio que encierra la vida de un pueblo que abrió las páginas de la humanidad.   

Honorable en su más alta expresión, la comunidad que rinde culto a Dios en la Sinagoga de El Conde, cuente en su seno, entre otros valiosos elementos que le prestan la fuerza de su juventud y el impulso de sus actividades, un hijo de Caracas vástago de honorable familia que ha hecho de la bondad un culto. Nos referimos a Don José Sabal hijo, quién ejerce la Presidencia de la Sociedad Israelita  de Venezuela. Propulsor eficiente de cuanto venga en beneficio de la labor cultural de la sociedad, una de cuyas finalidades es hacer el bien a todo trance.

Fieles a este propósito las honorables personas que integran la “Sociedad de Damas Israelitas de Venezuela”  se apuntan en su proficua labor, puntos que exaltan su personalidad.
Fundada en el año de 1936 tuvo como base de sus actividades, efectuar un reparto de canastillas en los establecimientos asistenciales de la ciudad, en los cuales han invertido desde que les dan derecho  a la gratitud de los hogares venezolanos desde su fundación hasta el presente, la muy apreciable cantidad de 83.202 bolívares.
Ello en 5943 canastillas grandes, compuestas cada una de las siguientes piezas: dos fajitas, cuatro sabanitas, dos abrigos, tres camisitas, dos cobijas, dos pares de escarpines, y un vestidito. Es de advertir que la mano de obra queda excluida toda vez que son confeccionadas por las Damas Israelitas y las materias primas obtenidas a precios de costo en los establecimientos de los caballeros de la misma sociedad. El costo de cada canastilla es de Bs.14.
Los establecimientos de la asistencia social : Institutos “Simón Rodríguez” , “Cruz Roja Venezolana”, “Hospital Vargas” , “Casa Pre-Natal de Maternidad Concepción Palacios” y otros centros particulares que han recibido tan hondo beneficio.  
La situación creada para la parte desvalida, motivó la distribución adicional de 100 canastillas entre la gente proletaria, a partir de 1943; y sin alterar el plan primitivo, ni disminuir sus envíos permanentes ha distribuido hasta la presente, 1.300 canastillas.
Da una idea de la nobleza de alma que priva en las Damas acerca de las cuales nos referimos, de hecho de estar distribuyéndose en la actualidad 100 canastillas mensuales en la casa  de Maternidad y 40  en casas particulares.
Esta actitud y la que observan los caballeros que integran la Sociedad Israelita de Venezuela, dan una idea de cómo comparten el producto de su trabajo honesto y edificante, los caballeros israelitas, con personas que no importa su raza ni credo. Porque su móvil es hacer el bien.  
    
Notas de la Revista Elite 1954

Antes de su demolición en noviembre de 1954 

1936 - Colocación de la primera piedra de la que sería conocida como la sinagoga de El Conde, en la urbanización de ese nombre, en el centro de Caracas.

1939 - Inauguración de la sinagoga de El Conde.

1954 - Firma de la cesión del terreno de la sinagoga de El Conde la que posteriormente es demolida para dar paso a la Avenida Bolívar. Adquisición de un terreno en la urbanización Maripérez para la construcción de la nueva sinagoga. Los rezos se trasladan a una casa situada en El Conde

Al conocer que su Sinagoga sería demolida, los Judíos sefarditas de Caracas se resistieron al principio, pero ya se han resignado y proyectan reconstruir su iglesia en el mismo barrio" - Elite mayo 1954- fue demolida en noviembre de 1954 y mudado los rezos temporalmente a otra casa en la misma Urbanización, hasta que se construye el nuevo templo en Maripérez

6 comentarios:

  1. Buenas noches me gustaría saber en qué calle estaba ubicada. Tengo entendido que era en una avenida Sur, especificamente la que le pasa por el frente Este al actual Liceo Andrés Bello. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José , en el grupo Caracas en Retrospectiva II , en el facebook, se hizo un análisis de los planos de la época , aquí te coloco el link https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.10150788891673544&type=1 espero sea de tu agrado . Pronto lo traeré al blog. Saludos

      Eliminar
  2. También pueden leer http://mariafsigillo.blogspot.com/2012/07/500-edificios-caeran-en-el-conde-para.html

    ResponderEliminar
  3. Casi nada queda de esa época en el sector y lo que quedó como Urb. El Conde despues de 1954 fu demolido a finales de los 60 y principios de los 70. La mayor parte se la llevó el Parque Central.
    El nombre de El Conde proviene creo de dos grandes propiedades coloniales que muchos años despues fueron propiedad de Guzmán Blanco, hacia el sureste y precisamente donde se construyó el Parque Central existió un antiguo cementerio probablemente de La Casa de la Misericordia que estuvo donde hoy está el Parque Carabobo, recuerdo que para los años 60-70 se comentó inclusive en la prensa la aparición de algunos huesos y se dijo que eran restos de una antiguo cementerio indígena.

    ResponderEliminar