martes, 23 de julio de 2013

Recorriendo la calle Este 1- hoy, Av Urdaneta

CALLE ESTE 1


Escuela de Música  José Ángel Lamas

Olvidamos citar de Santa Capilla a Veroes el edificio para la escuela de música construida en la época de la administración del general Cipriano Castro, la cual continúa al este de la Santa Capilla. De Veroes a las Ibarras existió el hotel “Royal” cuyo gerente Oscar García, fue vecino en la parroquia foránea de El Valle. Entendemos que en este mismo local existió el edificio del antiguo teatro Caracas que consumió un voraz incendio. La Torre de la esquina de Veroes en once pisos, edificio “América”, construido por don Mario Pérez Pizani, quien también instalara una fábrica de clavos por los alrededores de Catia. Este edificio fue uno de los primeros construidos en la avenida Urdaneta, igualmente el que con un amplio frente y varios pisos construyera don Julián Karam, de la esquina de Las Ibarras a La Pelota. Continuando la vía de Pelota a Punceres hubo tres casas muy hermosas, la de don Bartolomé López de Ceballos y la del maestro Pedro Elías Gutiérrez, director de la banda marcial y celebrado compositor musical. Además, el que fuera en una oportunidad médico de Juan Vicente Gómez, suegro de Laureano Vallenilla Planchart.



En la esquina de Punceres funcionó el Transporte Táchira, para la región del primer Martín Marciales, quien nunca usó el Jaime que le correspondía como su segundo apellido. Al frente, entre Punceres y Plaza López, aun existe el Escritorio Jurídico del abogado de consulta Tomás Liscano, el cual, desparecido Liscano quedó en manos del Dr. Rafael Caldera.

La Plaza “Macuro” en cuyo centro estaba el hermoso monumento a Cristóbal Colón, hoy colocado al frente de la calle “Mary- Pérez”. La plaza fue construida en alto y rodeada con barandas de mampostería, contando con tres entradas por medio de gradas. En su acera norte se iniciaba en subida formando un abanico al descender en la esquina de Las Ánimas. Igual aspecto ofrecía la acera del frente. De la esquina de Las Ánimas a Platanal, Candilito y Urapal donde existió la fábrica de vidrio del general Manuel Corao. Aun no se había construido el puente sobre la Quebrada Anauco, el cual vino cuando se instaló en un edificio de varios pisos las oficinas de La Controlaría General de la Nación, al frente de la margen este de Anauco, en terrenos de San Bernardino.

 
Av Urdaneta / Esq Urapal 
Fuente: La Caracas que Conocí
de Francisco A Moya Martínez 

2 comentarios:

  1. La estatua de Cristobal Colón, ya no está frente a la entrada de la calle Mari Pérez, simplemente fue derribado por insolentes comunistas que creen que pueden cambiar la historia.

    ResponderEliminar
  2. Ey...y no mencionan la de casonas coloniales, palacetes y ministerios, un cuartel, colegios y escuelas, y una plaza que tuvo esa arteria vial capital de nuestra capital desde Miraflores hasta Urapal hasta que "el cochinito del Táchira" se le antojó demoler sin pensar y sin pesar.

    ResponderEliminar