miércoles, 16 de febrero de 2011

CONTRICIÓN CARAQUEÑA

María F Sigillo

A través de los grupos de Caracas en Retrospectiva,  me he encontrado con el común denominador de la nostalgia entre aquellos usuarios que participan a diario;  luego que ella pasa, viene la fase de la culpa, los remordimientos, buscar él o los responsables, como si todo ocurriera a nuestras espaldas. Sentimos una especie de mea culpa no tan culpa, ni tan mea,  y un ejemplo de ello en el pasado fue la demolición del Hotel Majestic; uno contemporáneo es quizás el Edificio Galipán, construido en 1952 por el arquitecto Guinand, significando una de las edificaciones más modernas del país y en 1999 declarada su demolición.

El Prof. Abner Colmenares, Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, indicó es un “ Hito arquitectónico caraqueño, emblemático de la tipología de edificio plurifuncional de gran altura de los años 50, memoria de nuestra primera modernidad y efímero Patrimonio Histórico del Municipio Chacao. Hecho perpretado por la voluntad salomón-ica de sus dueños, la Constructora SAMBIL y el FONDO DE VALORES INMOBILIARIOS; el permiso otorgado por la Ingeniería Municipal del indiferente Alcalde Cornelio Popesco; la inexplicable derogatoria de la declaración de bien patrimonial por el contradictorio Concejo Municipal de Chacao; la declaratoria de "edificio insalvable" por parte del COLEGIO DE ARQUITECTOS DE VENEZUELA; el silencio del INSTITUTO DE PATRIMONIO CULTURAL; el aval que otorgaron varios arquitectos articulistas en las páginas de Economía Hoy y El Diario de Caracas; la complacencia del arquitecto que lo diseñó y la insensibilidad general de la comunidad arquitectónica nacional ante el clamor de Hannia Gómez y otros quienes desde 1997 intentamos salvar esta joya arquitectónica. Con la destrucción de El Edificio Galipán el movimiento de salvaguardia del patrimonio arquitectónico nacional sufre un duro revés y se engrosa la larga lista de edificaciones que han desaparecido y solo son un débil recuerdo en la memoria colectiva del venezolano como el Colegio Chávez o el Hotel Majestic.”

Me pregunto ¿cuál será nuestra identidad cultural?,  ¿a qué podemos llamar patrimonio cultural?.

Consentimos que arrastraran a Colón del Golfo Triste, hundieran la Nao Santa María en el Parque del Este, el mismo que es ahora llamado "Generalísimo Francisco de Miranda",   ha  perdido el sentido artistico del paisaje, sin olvidar a Colón en el Calvario.

¿Dónde están? ¿ Qué hacemos o dejamos de hacer para que esto ocurra? ¿Realmente nos importa el patrimonio cultural de nuestra ciudad? ¿Lo conocemos? Ojala pronto todas estas interrogantes tengan oportuna respuesta para evitar que,  por  nuestros actos, esta maltratada ciudad reciba la excomunión eterna.




Galipán en el tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada