miércoles, 16 de febrero de 2011

La primera noche del Poliedro

El presidente Caldera, con un presupuesto de 17 mil millones de bolívares y un precio petrolero de 14 dólares el barril, inauguró importantes obras: el Poliedro de Caracas, la sede del Museo de Arte Contemporáneo, entre otras. La actividad cultural marcó un gran momento. También nació el Museo de los Niños y arranca el programa de becas Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, diseñado para el desarrollo y la excelencia del recurso humano nacional. Carlos Andrés Pérez inicia su primer mandato

Todos los ojos estaban puestos en su construcción. Había incluso quienes planificaban viajes los fines de semana para ver de cerca a la gigantesca estructura que iba a sustituir al Nuevo Circo de Caracas como centro de entretenimiento.

Diseñado inicialmente por el arquitecto Jimmy Alcock en colaboración con Héctor Hermidas y Roberto Andrade en el año 1971, el Domo Geodésico no se terminó de levantar, sin embargo, sino hasta el año 1974, cuando el ingeniero estadounidense Buckminster Fuller lo construyó sobre 145 metros de diámetro y 38 metros sobre el nivel de la pista para albergar espec- táculos y eventos culturales de cualquier índole.

"El Poliedro funciona esta noche", reza el titular de El Universal del 2 de marzo acerca de esta obra monumental que fue inaugurada por el presidente Caldera y que no tardaría en convertirse en el núcleo cultural del país y en el lugar idóneo para realizar ferias, exposiciones artísticas, eventos dancísticos y montajes teatrales.

Fue bajo la cúpula de La Rinconada que la agrupación catalana Fura dels Baus llegó a incendiar una gigantesca maquinaria de juegos pirotécnicos como parte de las atracciones del Festival Internacional de Teatro. Fue allí también donde Freddie Mercury y los integrantes de Queen deleitaron a miles de personas con su Bohemian Rhapsody a principios de los ochenta. Fue ese el lugar donde la banda británica Iron Maiden exorcizó sus demonios y Cindy Lauper sacó a relucir su pop punk a principios de los noventa. Sin contar que igual fue allí donde el tenor italiano Luciano Pavarotti extrajo de su pecho las notas de Oh, Sole Mio.

No es la única gran obra que inaugura Rafael Caldera en el año 1974 con un barril de petróleo a 14 dólares y con un presupuesto general de ingresos de 17 mil millones. Dos meses antes de entregar el mando al recién elegido Carlos Andrés Pérez, esto es, el 24 de febrero, el Presidente abre oficialmente las puertas de una obra que dejó boquiabiertas a las instituciones culturales de toda América Latina: el Museo de Arte Contemporáneo.

Considerado durante años como la institución museística más importante de Suramérica, su directora, Sofía Imber, logr´´o reunir allí piezas de los más grandes artistas plásticos extranjeros del orbe, de Picasso a Salvador Dalí, pasando por Braque y Andy Warhol. Amén de reunir una importante colección de arte contemporáneo venezolano.

Año de gran esplendor cultural, se creó también la Fundación Museo de los Niños, presidida por Alicia Pietri de Caldera, y se puso en práctica el programa de becas Fundación Gran Mariscal de Ayacucho con el objeto de formar recursos humanos calificados en las áreas tecnológicas, humanísticas y científicas.
Fue el año cuando el gran artista plástico Tito Salas cerró sus ojos para siempre.

El universal 2009


Otra nota del últimas Noticias  del 23 de marzo de 2014,  nos  refiere al día efectivo de la Inauguración, es decir, cuando realmente se abrieron las puertas al Público por vez primera 

“Duró 5 minutos”. Así fue el titular de primera página de Últimas Noticias en su edición del miércoles 27 de marzo de 1974, ilustrada con una fotografía de Ken Norton en la lona. 

Esa fue la inauguración del Poliedro de Caracas, el centro internacional de los grandes espectáculos, cuyo primer director fue Aldemaro Romero. El miércoles se cumplen 40 años de este combate. 

El desenlace fue más rápido de lo pronosticado y de esa manera George Foreman retuvo su título de los pesos completos avalados por la AMB y el CMB. 

En un país con tanta tradición boxística, y en una época de esplendor para esta actividad, el 26 de marzo de 1974 se montó por primera y única vez una pelea de campeonato mundial de los pesos pesados, donde estuvieron involucradas dos grandes figuras como eran Foreman y Norton. 

Ese día el retador Norton subió al ring a las 10:15 de la noche, y muy cerca de su esquina estaba Cassius Clay en plan de comentarista para la TV de EEUU. Cinco minutos después le tocó a Foreman subir al tinglado bajo las rechiflas de los aficionados. 

El incomparable Pepe Pedroza fue el anunciador de la cartelera, mientras que el “Tenor de América”, Alfredo Sadel, fue el encargado de cantar el Himno Nacional. 

El estadounidense Jimmy Rondeau fue el árbitro de esta pelea, y no tuvo mucho trabajo. Y es que, desde el primer gong, Norton inició lanzando dos izquierdas seguidas, pero se observaba temeroso, y poco a poco el campeón Foreman fue tomando el control del combate. Dos izquierdas y un upper a la mandíbula de Norton hicieron retroceder al aspirante. Un izquierdazo de Foreman llegó a la humanidad de su rival, quien se estremeció y fue a la lona. Se paró penosamente y siguió recibiendo castigo cuando el árbitro le dio conteo de protección. Ya Foreman era un tanque, indetenible tenía contra las cuerdas a Norton y ya todo estaba definido, hasta que Rondeau al minuto 59 segundos del 2º asalto detuvo la pelea. Norton fue tres veces al tapiz y se acabó todo; Foreman ni sudó para seguir como monarca mundial. " 


Fotos: Archivo Cadena Capriles.

El ring instalado en el Poliedro costó 40 mil bolívares y a esa cartelera asistieron 8 mil fanáticos. 
Pepe Pedroza en el momento de hacer el anuncio de la pelea de campeonato mundial. Al fondo se observan al periodista Guillermo Vilchez, el narrador Carlos Tovar Bracho y más alla a Cassius Clay, quien comentó la pelea para la televisión de EEUU.
Norton contra las cuerdas recibe castigo de Foreman, en el segundo asalto.
Poliedro de Caracas 1976
EL Universal





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada